ACHINA2

Viajes


Publicado el 7 de Mayo, 2007, 14:48

Nuevas experiencias

Voy a contaros mis experiencias en mi último viaje. Me centro en el viaje de ida y los primeros días que es lo más novedoso.

Yangshuo es una ciudad fantástica! Tiene uno de esos entornos en los que uno siente estar en el lugar más bonito del planeta.

Ya habíamos estado Esther y yo en Julio, pero esta vez fui con un amigo de la universidad, para pasar las vacaciones de mayo. Sí, la primera semana de mayo se para el país … y TODOS los chinos se mueven para aquí y para allá.

Pese al riesgo de masificación, la alternativa era quedarse en Guangzhou, que en esos días se convierte en un desierto de cemento, a 30 grados, con pocas (o ninguna) opciones de ocio.

Tramamos nuestro plan con mucha astucia (ejem); el autobús cuesta 15 euros y las noches de hotel 8, con las tres comidas del día incluidas… pinta bien verdad?

Pero como a los jóvenes nos va la marcha… y las emociones fuertes, como no, lo dejamos todo para el final.

Así que, el día 1 de mayo (ya empezadas las vacaciones) decidimos que nos íbamos el 2, al día siguiente.

Por alguna extraña razón, era difícil hacerse con un billete. Que clase de servicios tiene esta ciudad que se colapsan tan fácilmente. Cuanta gente puede estar saliendo de la ciudad en estos días? 6 millones? 7? Pues no es para tanto, podrían organizarse mejor!

Con la reserva del hotel tampoco hubo suerte… no éramos los únicos en ir a esa ciudad.

Bueno, pues cuando ya nos veíamos pasando las vacaciones debajo del semáforo que mas sombra diera… un amigo de un amigo (siempre funciona así este país), nos dijo que podía ayudarnos a conseguir un billete.

Eso si, debía ser en un autobús clandestino! Sonaba bien, pero en seguida nos advirtieron que existían leyendas urbanas de violaciones en esos autobuses, pero bueno… mi amigo es un musulmán con cara de haber pasado más años dentro de la cárcel que fuera, y yo comparado con la media de los chinos soy como un armario gigante, así que pensamos que valía la pena la experiencia.

Nos dieron mas datos del viaje… casi 10 horas de trayecto, y una noticia buena y otra mala. La buena, que íbamos en autobús-cama. La mala… que las camas miden aproximadamente 1.20m algo que no suele importar a aquellos que no miden 1.86

Es mi primera experiencia en este tipo de vehículos, y pese a todo lo que contaré, no será la ultima. La verdad es que tenia ganas de probarlo, aunque quizá un trayecto "algo" mas corto hubiera colmado mi curiosidad.

Bueno, la llegada a la "estación" (por llamarla de alguna manera) fue en nuestra línea, justos de tiempo, sin saber exactamente donde era, hablando con el taxista… en chino, al final tuvimos que llamar a un amigo chino que indicara al taxista como llegar, porque perdíamos el bus.

Cuando llegamos, eso era un barrio de chavolas en las afueras de la ciudad, con olor a orín, roedores "domésticos" campando a sus anchas, y un grupo de gente mirándonos con cara de "me gusta tu mochila".

Se nos acerco un buen hombre que, evidentemente, hablaba el mismo inglés que Andrés Pajares… y nos vino a decir que si queríamos esperar ahí teníamos que comprar el billete, ya. Así que, nosotros, sin ver ningún autobús por ningún lado, decidimos no hacer enfadar al buen hombre y comprar el billete. 15 euros por cabeza… todo bien.

El caso es que los occidentales tenemos malas costumbres. Por ejemplo, para nosotros comprar un billete es eso, comprar un billete, o sea, tu pagas un dinero, y ellos te dan un papelito. No te aporta demasiado, es verdad, porque como no entiendes ni papa, te da lo mismo que te den un billete o el envoltorio de un sugus. Pero para ellos comprar un billete, es que tu le sueltas 30 euros a un tío que aparece en medio de la calle, y el desaparece.

Nos dio bastante tranquilidad ver que había otros ingenuos viajeros en la misma situación que nosotros. En seguida hicimos migas.

Cuando llegó la hora empezamos a caminar; para que habíamos ido hasta ahí, si luego teníamos que movernos durante aproximadamente 15 minutos caminando? La explicación que encontramos, es que si aparecía la policía, podrían "incautar" el autobús pero no darían con la oficina.

El autobús estaba bastante bien, como cualquiera de los que puedes coger en España para un largo recorrido, pero con una especie de literas substituyendo a los asientos. Al principio nos pareció que no estaba nada mal. Incluso pensamos que no olía mal! Parecemos nuevos…Al entrar te hacen quitar los zapatos y te dan una bolsita para que los cierres y no huelan. Cuando llegas a tu cama, te encuentras a un ocupa, que evidentemente no te entiende cuando le dices: "quita tus pezuñas de mi cama", así que tiene que venir el conductor a decirle que esa no es su cama.

Bueno, en cuanto pruebas la cama, te das cuenta que el último lavado de las sábanas/mantas debió coincidir con la primera comunión de Fraga.

Ya he comentado lo del tamaño de la cama, yo tenía que dormir con las rodillas dobladas casi al completo, con lo que pegaban contra el techo. Que más da? Y lo bonito que resulta contarlo? Litera de arriba, me he dejado hablar de eso. Fundamental, no sabíamos por qué, pero es indispensable. Abajo se acumulan todos los olores, y entre litera y litera (en el suelo del pasillo) se ponen a dormir los menos afortunados.

Aunque un par de veces estuve a punto de irme al suelo en alguna curva, se nos pasó bastante rápido el viaje, y pude dormir una o dos horas.

Llegamos a las 3 y media de la madrugada a Yangshuo. Cuando bajamos del autobús hacía un frío que pelaba, nosotros vestidos de playa, muertos de sueño, y lo peor, sin hotel!

Decidimos despertar a unos cuantos caseros, para preguntar si les quedaba alguna habitación pero todos nos respondían mei you (no hay). Así que nada, a dar vueltas por el pueblo, con nuestros amigos, que estaban casi como nosotros. Ocho horas después, con varios desayunos en el cuerpo, ya podíamos empezar de nuevo nuestra búsqueda, porque mucha gente haría el check-out y ya con los hoteles abiertos era mucho más fácil preguntar. De 8 euros por noche ni hablar, eso era en temporada baja; 20, 40, 60, y la comida de la compras tú si quieres, pero ellos no te dan. Al final, nos vimos sin habitación y nos pesaban demasiado las piernas así que decidimos quedarnos en un hotel/casa de pueblo que nos dejaba la habitación a 18 euros y estaba bastante céntrico. Había 2 camas así que decidimos compartir habitación para ahorrar costes.

La pared de la habitación contaba con suficiente humedad como para que pareciera un cuadro de Tàpies; algunos insectos muertos ayudaban a decorarla, del WC mejor ni os cuento, porque todavía me dan arcadas.

Las sabanas parecían limpias, y estábamos en las últimas, así que ignoramos el entorno y caímos fritos.

A eso de las 6 de la tarde ya estábamos listos para ir a evangelizar a los nativos.

Mi amigo (se llama DaHai), estaba como loco por coger una moto, así que alquilamos un par de ellas y nos fuimos a ver la ciudad.

Por la noche nos juntamos con los amigos del autobús, y nos fuimos a conocer la marcha nocturna de la ciudad. Estuvo divertido… aunque viene a ser lo mismo que en cualquier otra ciudad. Me habían contado que la marcha en Yangshuo era famosa, y bueno, lo mejor era que todo el mundo estaba de vacaciones, la gente es bastante más abierta y haces amigos muy fácilmente. A la 1 más o menos nos fuimos a dormir, y quedamos con nuestros amigos en levantarnos sobre las 5, para ir a una excursión muy famosa que hay allí. Yo ya la había hecho con Esther, así que le dije a Dahai, que si no le importaba, yo me quedaba en la cama descansando y él podía irse con los otros. Craso error el mío. Pero como nunca sabes donde te va a llevar el destino, pues nada.

A las 5, me levanté con él y cuando se fue cerré la puerta con cerrojo (o eso creo). El caso es que cuando me levanté de nuevo… ni móvil, ni billetera, ni dinero, y habíamos juntado "bote" Dahai y yo para el viaje, y yo lo guardaba. Y que hace uno cuando se encuentra en China, en medio de las montañas, en un pueblo en el que nadie habla ingles, sin un duro, sin tarjetas de credito, sin documentacion, sin billete de vuelta, sin dinero para la siguiente noche de hotel, sin telefono, sin numeros de telefono, sin nada!!! Un detalle que no se llevaran la ropa.

Lo tenía todo en la mesilla, al lado de mi cabeza; menuda sangre fría la del hijo de su madre que entró a robar. Si llego a despertarme, imagino que este blog lo estaría escribiendo desde la prisión provincial, pero mira, los dos tuvimos suerte; él se quedó con mis cosas, y yo todavía no he matado a ningún chino.

Cuando bajé a recepción, nadie me entendía, claro. Las palabrotas es primero que uno aprende de un idioma, y las usé todo lo que pude, pero en clase no hemos dado todavía el verbo robar, así que no sabía como expresarme. Yo me tocaba el culo para indicarles que no tenía la billetera, y la dueña del hotel se miraba su culo como si yo le estuviera diciendo algo del suyo. Surrealista.


Al final encontré a un mortal que chapurreaba algo de inglés y entendía que si un extranjero sale medio desnudo a protestar a la recepción del hotel, es que ha pasado algo. Me ayudó, y entre todos, hablando en Chin-glish intentamos averiguar cómo habían entrado.

Para que os hagáis una idea, el hotel es como una casa de pueblo grande, y las habitaciones están comunicadas por un pasillo al aire libre, que da directamente a la calle, como el típico motel de carretera de las películas americanas, con lo que todo el mundo tiene acceso a las mismas, sin necesidad de pasar por la recepción del hotel.

Me acompañaron al banco a anular mis tarjetas, y a abrirme una nueva cuenta para que alguien me enviara dinero… porque no tenía ni para volver a casa. Luego llegó Dahai, y me dejó dinero para seguir pasando las vacaciones, porque la verdad es que no aportaba nada irse para casa.

Al final acabamos cenando con la dueña del hotel y su familia que nos invitaron, imagino sintiéndose algo culpables.

Siempre que hablas con un chino sobre las comidas te explica la importancia que tiene para ellos. Pero tengo experiencias opuestas. Estábamos en el garaje, sentados en taburetes de plástico enanos de esos odiosos que nuestros padres siempre se empeñan en llevar a la playa, rodeando una olla que estaba encima de una especie de camping-gas al estilo chino. Sin servilletas, sin bebida, sin pan (eso siempre, sólo lo recuerdo para que os pongáis en situación). Sólo tienes un pequeño bol, que tienes que rellenar constantemente porque no cabe nada dentro, y los palillos para comer. Y hala! Todos a coger de la olla. Si cuando digo yo que a veces me siento que estoy en la posguerra española. No puedes dejar el bol en ningún lado porque está todo lleno de grasa/aceite de los vehículos. Si mueves un poco los codos te pegas con las ruedas de una bicicleta (que evidentemente han recorrido las "siempre limpias" calles chinas). Y como no te des prisa, la gente acaba de comer y se va, y ahí te quedas tú, sólo, rodeado de bicicletas, con tu culo a 10 cm del suelo, lo que hace que tus rodillas estén más altas que tu bol… Y luego te cuentan que para ellos la hora de la comida es importante, porque se come en familia, se comparten valores, es un momento de comunión, y hay que prepararlo con dedicación, etc. Si Mao levantara la cabeza y viera las calles chinas repletas de Mcdonals!   

Bueno, sobre la estancia allí no os doy el coñazo, porque ya vivisteis este capítulo en nuestro anterior viaje. Más excursiones, más moto/bicicleta, más discotecas, muy divertido, una pena el punto negro que no me dejó disfrutar más de las vacaciones.

Toda mi vida en China estaba en el móvil y en la billetera. He perdido un montón de contactos, videos, fotos, en fin.

Nada, ya estoy sano y salvo en casa.

No pedíais que escribiera… pues hala, comeos el tostón!

Os dejo algunas foto de mi visita a las cuevas de barro. Como no teníamos cámara decidimos comprar el CD con las fotos de esa excursión para tener algún recuerdo.

Me diréis que mi amigo Dahai no se parece al malo de "El señor de los anillos". Si es que encima uno se llama Da-Hai y el otro Uruk-Hai, primos hermanos (impagable la cara de la china diciendole al novio "vamonos de aqui, que este tio es muy feo").

 

 

 

Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 24 de Julio, 2006, 20:59

Los últimos cinco días decidimos pasarlos en Pekín (Beijing) nuestra intención era coger un tren nocturno desde Xian a Pingyao, pasar ahí un día o dos y en otro tren nocturno llegar a Beijing. Pero al ver la estación de tren de Xian:  la aglomeración de gente, la cantidad de taquillas, los diferentes edificios... por primera vez nos saturamos de tanto simbolo, colas, empujones y decidimos ir a lo fácil: avión directo a Pekín.

Realmente en su momento lo lamenté mucho pero ahora que hemos decidido que pronto volveremos a China, estoy contenta porque sé que Pingyao será el primer destino, si hubieramos conseguido ver todo no tendría muy claro si repetir algo o buscar nuevos sitios (como Lhasa o Putuoshan que también se nos han quedado en el tintero de nuestro primer viaje)

Llegamos a Pekín y nos dirigimos al hotel que teniamos reservado, al llegar no tenían habitaciones y nos llevaron a otro hotel cercano que fue de los peores de nuestra estancia, pero al día siguiente buscamos por nuestra cuenta y encontramos un Bed and Breakfast más barato y nuevecito.

Nuestra sorpresa fue que estabamos alojados en medio de un Hutong!! al lado de Tiananmen. En cualquier itinerario aparece siempre la ineludible visita a los hutongs, callejuelas estrechas y antiguas, llenas de comercios y casas viejas, que por las olimpiadas parece que quieren hacer desaparecer, coger un taxi-bici y dejar que te lleven por los callejones de los hutongs es una autentica experiencia...

El primer día visitamos Tiannamen y la Ciudad Prohibida, a Adrián le encantó, como dice él "sobre todo por lo que simboliza", yo me cansé de tanto edificio igual, de hecho creo que los emperadores se tenían que aburrir un montón ahí metidos (ayer vi la película de "El último emperador" y me dió la razón ;) el edificio que contiene la Sala de la Suprema Armonía, donde les coronaban, estaba cerrado por las obras de cara a Pekín 2008, quizá nos perdimos algo chulo pero de verdad que la ciudad prohibida era tan grande que yo no lo eché en falta.

También visitamos las murallas, el Palacio de Verano, el templo de los Lamas y una noche nos fuimos de "tapeo" por los hutongs de nuestra zona. Como hemos contado en post anteriores a las 8 de la tarde se llena de puestos callejeros donde cocinan mil cosas: unas salchichas especiadas muy raras, bichos clavados en palos, animales vivos.. pues la ultima noche nos animamos y fuimos probando los pinchos de pollo, ternera y las tortas rellenas de vegetal o un pastel que hacían con huevo y carne... en el primer pincho caimos en la trampa del picante, con la garganta irritada el segundo lo pedimos con diccionario en mano diciendo PICANTE NO!! fue muy divertido... y todo estaba muy rico.

Una noche fuimos a la opera china en una casa de Té, la verdad es que era un espectáculo mezcla con malabares, opera, cómicos y exhibición de Kung-Fu

Dejamos las últimas fotos de este viaje en este post y nuestros correos electrónicos por si podemos ayudar en algo a los próximos achina2:

mirumoto_kanawa@hotmail.com y esther.fuentes@mi.madritel.es

A propósito, la barca que aparece en la foto de abajo está en el Palacio de Verano, esta hecha con marmol, la última emperatriz se dedicó a malgastar el tesoro del Imperio en excentricidades de este tipo...(ella murió y el niño que puso en el trono fue el último emperador ya que tuvo que abdicar en favor de la República)

Por Esther, en: Viajes

Publicado el 24 de Julio, 2006, 16:29

Desde España, con el sindrome post-vacacional y las eñes acompañándonos continuamos nuestro blog de viaje, nuestra intención es que sirva de ayuda a futuros viajeros a China, ya que nosotros hemos utilizado otros diarios para organizar el que, por el momento, ha sido el viaje de nuestra vida.

Llegamos a Xian un poco recelosos por los comentarios que habíamos leído de otros viajeros, ya que decían que lo único que merecía la pena eran los guerreros, y quizá esas pocas expectativas nos hicieron encontrarnos con un destino muy distinto, no quiero confundiros, Xian no es una ciudad bonita, todo lo contrario, llena de vehículos, atascos y miles de edificios, pero cuando atraviesas la muralla empiezas a encontrar espacios realmente únicos que hacen que la encuentres, como poco, encantadora

Nos alojamos en un hotel de 4 estrellas (por 16 euros) al lado de la torre de la campana, que parecía ser un punto de referencia para todo el que quería visitar "Xian la antigua", esta al lado de la puerta sur de la muralla.

Esa ubicación tan céntrica nos permitió movernos con bastante agilidad a los distintos destinos que quisimos visitar, que el que se llevó la palma fue el de los guerreros de terracota, aunque eso era lo esperado.

Visitamos también las pagodas de la Oca Salvaje, la grande y la pequeña (la pequeña tiene el techo roto por un terremoto creo, y unas plantas menos, esa era la única diferencia que nosotros, novatos del arte, pudimos apreciar entre ambas) La foto de Adrian es en la grande. Ha sido la única a la que nos hemos animado a subir, realmente fue una decepción porque es hueca con escaleras, osea es como subir a un mirador, esperabamos algo más de contenido....

Después de visitar a los guerreros de terracota nos fuimos al mercado musulmán (bueno realmente apareció por casualidad en nuestro camino porque estabamos buscando la mezquita) el mercado está cubierto, es muy largo y la verdad es que a mi, que me encantan las compras me impactó tanto que durante los 2 dias siguientes me levanté temprano para ir a visitarlo de nuevo, en este mercado cayó un reloj Louis Vuitton por 8 euros... y un bolso de Balenciaga por 14 (mas tarde en Beijing lo regatearia a 12 pero aun no estaba yo muy ducha en estos lares)

La mezquita musulmana que se encuentra en medio del  mercado y fue otro de los monumentos más bonitos de nuestro viaje, esta foto creo que habla por si sola, fue como el monumento al soldado de Haikou, un lugar en el que irías a leer un libro, a pasear o simplemente a quedarte embobada (estoy muy cursi pero es que llevo muy mal la vuelta  a España  :(

En resumen, nadie debería perderse Xian en un viaje a China, pero hay que tener presente que sus "maravillas" salpican la ciudad, y que en conjunto es una ciudad más...

Ah, y lo más gracioso de Xian fueron los escaparates de esta tienda que estaba al lado del hotel... LOS MANIQUÍS ERAN GUERREROS!! a ver si hay suerte y se ve bien en el blog.

Por Esther, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 19:02

Hola a todos, al final nos quedamos en Dali hasta el viernes porque la verdad es que el sitio era realmente encantador, creo que nadie deberia de perderse esta ciudad si viene a China, aunque tiene varios siglos de antiguedad da la sensacion de que unicamente ha sido creada para el turista.

El jueves hicimos una excursion por el lago (creemos que se traduce como Lago Oreja) y fue la mayor estafa del viaje, pero en este pais con tanta gente continuamente tienen que hacer negocio y claro, en alguna teniamos que picar...

Salimos del hotel en el autobus numero 2 que era el que segun la guia llevaba al lago (pero no sabiamos en que parada debiamos bajarnos), resulta que el autobus finaliza trayecto y nosotros no vemos el lago por ningun lado, nos ponemos a caminar (por favor no penseis que somos tontos, recordad que aqui nadie habla ingles y todo esta escrito en simbolitos eh :) y aparece un cochero con un caballo, le senialamos el lago en el mapa y se pone a hablar a toda prisa en chino, al final negociamos el precio y nos sube en el carro, nosotros pensando que nos llevaria al lago y vemos que empieza a coger el mismo camino por el que nos habia traido el autobus, Adrian y yo flipados diciendo "claro claro, nos pasamos de parada, nos pasamos de parada, nos pasamos de parada!!! el del burro nos deja en la parada del 2 donde nos habiamos subido ese mismo dia!!!

Total, nos bajamos del burro, el tio muy sonriente y majo nos indica hacia la parada, y nosotros sin saber que hacer, porque obviamente volver a coger el autobus no nos parecia una opcion, en ese momento aparece una mujer y nos propone llevarnos al lago en su taxi/bus, negociamos el precio y subimos al taxi... bueno pues la mujer nos deja en el mismo sitio que el autobus pero unos metros por delante, unos arboles tapaban al punietero lago y resulta que nosotros nos habiamos equivocado al elegir la direccion al bajar del autobus, con lo que llegamos a la conclusion de que el del burro no nos habia querido estafar, sencillamente penso que no nos podia llevar al lago porque claro seria un paseo de 2 segundos y en chino nos debio de decir "yo os paseo en mi carro hasta la parada del autobus y luego en el, vais al lago... "

Bueno, esta no fue la estafa, esto fue el principio del dia que la verdad nos hizo mucha gracia y en total nos costo la broma 2,20 euros asi que nos podiamos equivocar tranquilamente, el problema fue al llegar al lago: un guia nos indica que el precio por paseo son 100 yuanes (10 euros para los desmemoriados) por persona, nos muestra unas entradas que parecian muy oficiales asi que nos daba verguenza regatear, pero claro en el hotel habiamos leido que el precio de la entrada dependia de nuestra capacidad de regateo, aunque no nos habia dado ningun precio orientativo... al final nos animamos a regatear y sacamos el paseo por 75 yuanes cabeza...

El paseo resulto ser una visita a islas en las que tenias que pagar para entrar, la unica isla interesante era la del templo y en esa no nos dejaron bajar porque era la hora de comer, nos llevaron a otra isla donde no habia nada, solo un pueblo de pescadores y mucha gente queriendo hacer negocio con nosotros para vendernos la comida, pero lo peor fue que teniamos que pagar por entrar en las islas y te sentias estafado con la idea, pero claro, los chinos de la excursion no se quejaban y nosotros en nuestro perfecto castellano por mas que despotricabamos de ellos no entendian nada.

Hemos leido en foros que la gente ha disfrutado mucho con esta excursion, nosotros la verdad es que empezamos el dia torcido y lo terminamos del mismo modo, pero realmente las vistas del lago (la foto de Adrian lo demuestra) y del templo fueron preciosas, y la estancia en Dali ha sido de las mejores de China...

Bueno chicos nos vemos en Xi'an que es nuestro proximo destino.
Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 18:54

A esta ciudad con nombre espaniol nuestra guia (la Loney Planet) la define como "un lugar ideal para desconectar y olvidarse de trenes, mapas y autobuses incomodos". Es una ciudad muy pequenia, se atraviesa en media hora, esta rodeada de montanias, murallas y suelo de piedra. En ella estan tres de las Pagodas (antiguos monumentos funerarios donde resguardaban reliquias) mas antiguas de China, en la foto de Adrian con el tandem vereis 2 al fondo.

Como telon en las fotos vereis las montanias que rodean Dali con las nubes porque estamos a 1900 m de altitud

La verdad es que viendo las fotos y la descripcion podreis pensar que es preciosa y realmente es una de las ciudades mas bonitas que hemos visitado, pero en toda China nos esta acompaniando continuamente una sensacion de suciedad, decadencia y ruido que hace que todo pierda parte del encanto, este pais hay que visitarlo con la mente muy abierta porque sino no se disfruta.

Por ejemplo: los coches pitan continuamente, es su forma de avisar de que se acercan, los autobuses y los taxis pitan para que sepas que estan ahi por si quieres subirte, los las bicis pitan aunque las hayas visto hace 3 horas, las motos pitan...


En China las calles son para depositar todos los residuos, creemos que por ello siempre al entrar en las casas hay que quitarse los zapatos, suponemos que es porque saben que pueden traer cualquier cosa pegada.

En grandes ciudades puedes encontrarte una vaca comiendo en la mediana de la autopista, no hablamos de Pekin ni Shangay pero en Haikou con 500.000 habitantes lo hemos visto.

Por las tardes se preparan puestos de comida en diferentes puntos, la verdad es que saben comer muy bien pero frien fatal, a partir de las 8 de la tarde las calles empiezan a oler a algo indefinible y para nosotros incomestible, por suerte tambien hay puestos de fruta, hay un monton de frutas como el lichi, que se pelan y que estamos probando y la verdad es que sustituye sus salchichas especiadas que aun no sabemos de donde proceden.

El peaton no es nadie hasta que sube a un vehiculo, de hecho en Haikou fue una pasada ir en taxi, todo son autopistas por mitad de la ciudad ya que no hay semaforos, si quieres cruzar como peaton tienes que buscar un puente a nivel que obviamente hay que subir y bajar de nuevo...

Son muy metodicos:
A la hora de comer comen, aunque esten despachando en su tienda, despues se echan una siesta y claro si entras en ese momento les ves dormidos. Ahora en el ciber es la hora de la cena y el que esta al lado de nuestro ordenador esta comiendo mientras juega en internet, la chica del mostrador come mientras cobra (el dinero suele ser en billetes muy usados y huelen fatal)

Hay unas horas para hacer Taichi y da igual donde esten, ellos lo practican, esta maniana llegamos al aeropuerto a las 7 y habia gente esperando la cola mientras hacia ejercicios

No malinterpreteis nuestro mensaje, os estamos poniendo pinceladas de nuestra experiencia, porque ante todo son muy amables, siempre estan sonriendo y han sido muy raras las ocasiones en que alguien nos ha puesto una mala cara.

Ah, y antes de que nos olvidemos, si estais escribiendo en el blog no podemos verlo, solo podemos publicar porque esta censurado, asi que no penseis que somos unos bordes, que hasta que lleguemos a Espania no podremos ver comentarios ni nada.

Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 18:51

Todavia nos queda la mitad del viaje y aunque ya estamos algo cansados al menos no nos aburrimos con la comida china. Hemos descubierto hoteles que ofrecen desayunos ingleses (que aunque parezca que Adrian se lo ha comido todo yo tambien me he puesto las botas) y tambien hemos visto que los Pizza Hut son totalmente diferentes a los de Espania, aqui son restaurantes de mas nivel que los habituales en China, asi que como veis no vamos a volver mas delgados.


PD. Habla Adrian: Esther esta subiendo todas las fotos y los comentarios (aunque los consulta conmigo), no penseis que tengo afan de protagonismo, porque yo tampoco entiendo porque solo hay fotos mias. Que conste!!!!!

Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 18:45

Hola!! el viernes pasado llegamos a Hainan, una isla tropical al sureste de China; desde entonces hemos intentado poner las fotos un par de veces pero en esta isla se va la luz cada vez que abren el grifo... uno de los dias lo pasamos en la capital, Haikou, y lo mas interesante ha sido la tumba de un soldado llamado Hairui. En la foto estamos abrazados frente a el, hasta ahora es el mejor monumento que hemos visto.

Esta zona no es conocida por el turista occidental (al menos eso dice nuestra guia de viaje y las miradas que nos echan los chinos de aqui) y nos sentimos como autenticos descubridores.

El sabado nos levantamos decididos a encontrar las playas, para ello cogimos un autobus destino la costa, nuestra sorpresa fue al llegar: la estacion de autobuses era un descampado lleno de tierra ; encontramos un monton de chinos esperando el autobus con su moto-taxi, la idea es que acerquen al viajero a su casa, lo gracioso es que si no quieres subirte intentan que caigas encima de la moto, ellos van reculando hasta las escaleras del autobus y tienes que esquivarlas... y obviamente si caes sobre la moto pagas :) Despues te persiguen para pedirte ser tu guia (quien quiere un guia en China que no habla mas que chino???) si logras entrar en un hotel o bar te dejan tranquilo, nosotros siempre decimos "casa" porque de verdad esto parece el corre que te pillo.

Bueno, decidimos coger un motosidecar-taxi (es un carrito arrastrado por una moto, y la pobre moto tira lo que puede), le pedimos al conductor que nos llevara a la playa para poder buscar un hotel, y el tio perro nos dejo en un colegio, debio pensar "si no sabeis chino a aprenderlo..."tuvimos la suerte de que aparecio una china que hablaba ingles (la primera en 5 dias) y nos ayudo a coger otra moto sidecar/taxi y llegar al autobus que nos llevaria a la playa ...

Una vez que conseguimos coger el segundo autobus aparecemos en un pueblo de pescadores con 5 casas, una seniora se acerca a nosotros y nos sube a una barca que se caia a trozos, nos pide 8 yuanes (0,80 euros) con gestos y arranca la barca, nosotros flipabamos de verdad. Porque esto es China sino pareceria un secuestro, aunque podiamos estar tranquilos porque el rescate no pasaria de 10 o 20 euros no?

Llegamos a la zona de playa, solo mas barcas, un monton de vegetación y nosotros con las maletas buscando un hotel. Solo veiamos una especie de furgoneta del ejercito chino, la buena mujer se baja con nosotros y nos hace subir a esa furgoneta, una de esas que tiene una lona encima y con agujeros para ver desde donde estas sentado y la parte de atras totalmente abierta, bueno teneis la foto de Adrian . La seniora arranca !!a manivela!! la furgoneta y nos empieza a llevar entre los arboles finalmente nos deja en un hotel de pelicula del oeste: 2 camas, agujero en vez de wc y una cuerda que hace las veces de tendedero dentro de la habitacion, todo este lujo por 7 euros (ponemos los precios porque nosotros seguimos flipados con ello)

Bueno, pues despues de todo logramos alojarnos en un super hotel que habia al lado del que nos llevaban, y cogimos un bungalow entre palmeras con vistas al mar, teneis la foto del nuestro, ahi hemos estado hasta el lunes que volvimos a Haikou para conseguir llegar de nuevo a la peninsula... seguiremos contando . Ah, el bungalow completo han sido 20 euros al dia, playa a 5 metros y bebidas por 10 centimos...

Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 18:35

Hoy hemos estado en esta aldea de 300 mil habitantes, la verdad es que viendo lo que encontramos creemos que es lo mas pequenio a lo que podremos acceder.

Hemos comenzado el dia con una excursion en barco por el rio Li, Adrian y yo nos hemos puesto unos gorritos chinos que nos ha dejado el duenio del hotel.

Sobre la excursion ha sido alucinante, creo que la foto habla por si misma, es un rio largo, caudaloso y muy ancho y por ahora se mantiene bastante limpio, pero darles un par de anios mas que los turistas ya estamos empezando a llegar con nuestras latas vacias que queremos ver si flotan... el rio esta rodeado de altisimas montanias con mucha vegetacion ya que estamos en una zona de clima tropical

Despues dimos una vuelta por el pueblo y Adrian se hizo amigo de unos chinos, la verdad es que tenemos pinta de guiris verdad?

Bueno, nos vamos a casita que si anochece demasiado la liamos, en este pueblo casi no hay farolas.

Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 18:24

Dicen que en el cielo esta el paraiso y en la tierra esta Hangzhou.

Segun esto, nos esperabamos toda una ciudad idilica y no era para tanto, la verdad es que tiene un parque increible con un lago gigante en medio pero el resto de la ciudad es muy urbano, no la tipica aldea de 6 millones de habitantes que esperabamos encontrar :)

Una de las entradas al lago del oeste es donde veis a Adrian saludando, en la foto que esta Esther lo mas interesante es la Pagoda de las seis armonias que se ve (o no se ve) al fondo sobre la montania.

Para ver el lago alquilamos una barca a motor (iba tan lenta que nos adelantaban las libelulas, sin piedad) y nos tuvieron que venir a buscar porque traspasamos la zona permitida, el cartel que prohibia el paso estaba escrito en perfecto chino, nos hicimos los tontos y nos libramos de la bronca.

Por cierto, los magnum cuestan 30 centimos de euro, nos estamos hinchando a helados... besos a todos

Por kanawa, en: Viajes

Publicado el 16 de Julio, 2006, 18:15

Hola!! nos ha costado un poco animarnos a escribir en el blog, pero aprovechamos el tiempo de espera hasta coger el proximo avion.

Nos vamos hacia Yangshuo despues de haber visitado Shanghai y Hangzou que realmente suenan a chino verdad?.

Nada mas llegar a Shanghai cogimos el Maglev o Transrapid, dicen que va a 400 Km por hora, pero los tontos tenian un medidor dentro y no paso de 300, la foto de Adrian con las maletas es en la estacion del Maglev.

Shanghai es impresionante dicen que se construyen mas rascacielos aqui que en toda Europa y EEUU juntos, y nos lo creemos solo teneis que ver la foto de Esther en el rio.



Cogimos un barco para conocer la zona del Pudong, que es el malecon, resulta que por culpa de los rascacielos Shanghai se hunde 1 cm cada anio.

Conducen como locos, todos te sonrien y te quieren ayudar y te miran y te saludan inclinandose, la verdad es que son encantadores.

LOS MASAJES!!
Lo mejor del viaje por el momento, hemos pasado mas tiempo dejando que nos soben todo el cuerpo que visitando monumentos, para que os hagais una idea ayer nos estuvieron masajeando los pies una hora por 10 euros !!a los 2!! y eso que dejamos 3 de propina, asi que podeis empezar a flipar.

El primer dia fuimos a un centro super pijo que aparecio por casualidad en nuestro camino, y estuvimos 2 horas y media dejando que 2 chicas nos masajearan enteros

EL TEMPLO
Fuimos al templo del Buda de Jade, Adrian esta en la foto con el templo de fondo, lo flipante es como rezan, cogen palos de incienso, los ponen entre las manos y rezan de pie girandose sobre si mismos. Los monjes todos calvos como en las peliculas.

Eso ha sido Shanghai, 16 millones de chinos mirandonos raro...

Por kanawa, en: Viajes