ACHINA2

Mayo del 2007


Publicado el 14 de Mayo, 2007, 12:26

Bueno bueno bueno! Ya tengo bicicleta, pero no una cualquiera no, es la mas bonita del mundo!

Si es que me daban a elegir mountain-bikes o bicis tipicas de carretera, pero leñe, estoy en China. Como no iba a escoger el modelo tradicional! Segun los chinos que la han visto ... es horrible! la gente se reira de mi porque ya solo llevan este tipo de bicicletas los ancianos, pero es que la vi, y supe que era para mi.

Imagino que es como si un guiri se comprara un 600 al llegar a España.

Este cohete con ruedas se pone de 0 a 10 en 6 o 7 pedaladas. Esos frenos del año de la catapun! El claxon (muy necesario en China) tipico de muelle aquel que hacia un sonido estridente y metalico tan desagradable. El sillin no podian hacerlo mas incomodo. Tiene dos muelles atras, pero creo que los sistemas de amortiguacion no estaban muy perfeccionados cuando inventaron esto (o los chinos tienen el culo muy pequeño), porque me caigo para los lados.

Cuando pasas por un bache o un agujero (algo muy comun en las aceras chinas) tiembla toda la bicicleta como si se te fuera a desmontar entre las piernas.

Creo que los guardabarros son muy enclenques ... y me paso el dia mirando para atras a ver si he perdido alguna pieza.

El mayor problema de todos, la altura. Evidenteme, no entra en sus planes que un extranjero quiera comprar una joya como esta, con lo que no esta preparada para que la "pilote" ningun ser mas alto que un hobbit. Esto no lo descubri hasta despues de haberla pagado ... Se me chocan las rodillas con el manillar. Cuando voy en rectas no hay problema, junto las rodillas hacia dentro y no molesta, pero cuando hay que girar ... ese punto de tension por saber si me ire al suelo en cada curva o superare la prueba le da un plus de emocion unico.

Como decia cuando hable de mi apartamento, tengo calle peanotal desde mi oficina a la universidad, con lo que es un paseo muy agradable. La verdad es que ya he conducido moto en china, y ahora ya, no lo veo tan peligroso como antes. La gente aqui hace muchas locuras, pero no conducen deprisa, con lo que (casi) siempre les da tiempo a rectificar y salvar la vida del humilde peaton (o ciclista).

En cualquier caso si no hubiera tenido todo peatonal para ir a clase, quiza no la hubiera comprado.

La cultura de la bici esta estrechamente ligada a la cultura china, aunque como todo lo bueno, lo esten abandonando para intentar parecerse al hombre blanco de ojos redondos. Imagino que por eso alucinan tanto cuando me ven en bici, en su pais, y no con el ultimo modelo norte americano fabricado en una aleacion ultraligera, etc. Sino con un modelo similar al que llevaba su abuelo.

La mayoria de las grandes avenidas (por no decir todas) tiene carril bici por los dos lados; y no un carril de esos racanos como en España, no. Muchas veces caben 3 bicicletas circulando en paralelo. Aunque veo muchisima gente en bici, me da que se estan extinguiendo sus incondicionales. Aqui el metro es para gente de nivel medio-alto o alto. Quiza en España, que un adulto vaya en bici a estudiar/trabajar puede significar ser un ecologista, un bohemio, un anti-sistema o un simple deportista ... aqui significa ser pobre. Será por ello que las nuevas generaciones de chinos no le ven ningun atractivo.

Siempre me quejaba yo en Barcelona, que no habia suficiente carril bici .. mientras mi padre se quejaba, de que se desperdiciaban carriles para coches haciendo carriles para bicicletas que nadie usaba. Yo le decia que si quiza hubiera mas, mas gente usaria la bici, que no vale con ponerlo en las avenidas principales para que parezca que tenemos una ciudad moderna .. pero nada, no llegabamos a un acuerdo. En el resto de ciudades que he vivido la experiencia ha sido todavia peor, y es que el espiritu deportivo/ecologico español es bastante escaso. Seremos todos europeos, pero entre un aleman a un español todavia hay un abismo.

Ahhh, se me olvidaba. Tengo parking de bicis en casa. Que maravilla .. recuerdo cuando tenia que subir 3 pisos con el bicho a cuestas en España. 1 euro y medio al mes, y tengo a un segurata vigilando mi bici dentro de mi edificio. Le he intentado hacer entender que la envidia es muy mala ... y que seguramente "los malos" intentaran hacerse con mi bici ... pero cuando le señalaba a mi joya, el buen hombre se iba a comprobar el aire de las ruedas, imaginando que le hablaba de eso. Osea .. creo que no nos entendimos. Muy malo su nivel de chino ...

Podeis ver la super cadena que he comprado. En la universidad la gente solamente ata la rueda, pero hoy ha sido mi primer dia, y no queria escribir el blog empezando con un: "esta era mi bici antes de que me la robaran" asi que la ate con toda mi mala leche a un buzon. Segun me cuentan los mas veteranos, una pregunta muy comun en china entre extranjeros es: "y a ti, cuantas bicis te han robado?"

Bueno, eso es todo, os dejo un par de fotos de la bestia!  

Ahora entendereis porque ya se me conoce en todo Asia como "El hijo del viento".

Por kanawa, en: General

Publicado el 11 de Mayo, 2007, 8:21

Aqui presento mi oficina ... aunque se salia del presupuesto, y me este costando un ojo de la cara cada mes, sirve para impresionar a la gente, y eso aqui en China en los negocios es muy importante.

En guangzhou, hay mucho extranjero intentando hacer funcionar sus chanchullos ... y los chinos estan muy cansados de charlatanes.

Aun esta todo por decorar, pero ya va teniendo buena pinta ... la mesa de billar es la leche! En el cuadro se puede leer claramente, en perfecto chino: "Brillante futuro".  

Aunque no se vea bien, el despacho es muy chulo. Tambien tiene unas vistas fantasticas. El ultimo chino que vino, me dijo "Guaauuu, parece que estoy en Manhattan"

El paseo que se ve bajo el rio, es precioso. Siempre esta lleno de parejitas de enamorados, te alquilan patines, y bicicletas de esas para 2, 3 y 4 personas.

Desde la oficina hasta mi universidad es todo peatonal ... asi que disfruto bastante de ese paseo.

Por kanawa, en: General

Publicado el 7 de Mayo, 2007, 14:48

Nuevas experiencias

Voy a contaros mis experiencias en mi último viaje. Me centro en el viaje de ida y los primeros días que es lo más novedoso.

Yangshuo es una ciudad fantástica! Tiene uno de esos entornos en los que uno siente estar en el lugar más bonito del planeta.

Ya habíamos estado Esther y yo en Julio, pero esta vez fui con un amigo de la universidad, para pasar las vacaciones de mayo. Sí, la primera semana de mayo se para el país … y TODOS los chinos se mueven para aquí y para allá.

Pese al riesgo de masificación, la alternativa era quedarse en Guangzhou, que en esos días se convierte en un desierto de cemento, a 30 grados, con pocas (o ninguna) opciones de ocio.

Tramamos nuestro plan con mucha astucia (ejem); el autobús cuesta 15 euros y las noches de hotel 8, con las tres comidas del día incluidas… pinta bien verdad?

Pero como a los jóvenes nos va la marcha… y las emociones fuertes, como no, lo dejamos todo para el final.

Así que, el día 1 de mayo (ya empezadas las vacaciones) decidimos que nos íbamos el 2, al día siguiente.

Por alguna extraña razón, era difícil hacerse con un billete. Que clase de servicios tiene esta ciudad que se colapsan tan fácilmente. Cuanta gente puede estar saliendo de la ciudad en estos días? 6 millones? 7? Pues no es para tanto, podrían organizarse mejor!

Con la reserva del hotel tampoco hubo suerte… no éramos los únicos en ir a esa ciudad.

Bueno, pues cuando ya nos veíamos pasando las vacaciones debajo del semáforo que mas sombra diera… un amigo de un amigo (siempre funciona así este país), nos dijo que podía ayudarnos a conseguir un billete.

Eso si, debía ser en un autobús clandestino! Sonaba bien, pero en seguida nos advirtieron que existían leyendas urbanas de violaciones en esos autobuses, pero bueno… mi amigo es un musulmán con cara de haber pasado más años dentro de la cárcel que fuera, y yo comparado con la media de los chinos soy como un armario gigante, así que pensamos que valía la pena la experiencia.

Nos dieron mas datos del viaje… casi 10 horas de trayecto, y una noticia buena y otra mala. La buena, que íbamos en autobús-cama. La mala… que las camas miden aproximadamente 1.20m algo que no suele importar a aquellos que no miden 1.86

Es mi primera experiencia en este tipo de vehículos, y pese a todo lo que contaré, no será la ultima. La verdad es que tenia ganas de probarlo, aunque quizá un trayecto "algo" mas corto hubiera colmado mi curiosidad.

Bueno, la llegada a la "estación" (por llamarla de alguna manera) fue en nuestra línea, justos de tiempo, sin saber exactamente donde era, hablando con el taxista… en chino, al final tuvimos que llamar a un amigo chino que indicara al taxista como llegar, porque perdíamos el bus.

Cuando llegamos, eso era un barrio de chavolas en las afueras de la ciudad, con olor a orín, roedores "domésticos" campando a sus anchas, y un grupo de gente mirándonos con cara de "me gusta tu mochila".

Se nos acerco un buen hombre que, evidentemente, hablaba el mismo inglés que Andrés Pajares… y nos vino a decir que si queríamos esperar ahí teníamos que comprar el billete, ya. Así que, nosotros, sin ver ningún autobús por ningún lado, decidimos no hacer enfadar al buen hombre y comprar el billete. 15 euros por cabeza… todo bien.

El caso es que los occidentales tenemos malas costumbres. Por ejemplo, para nosotros comprar un billete es eso, comprar un billete, o sea, tu pagas un dinero, y ellos te dan un papelito. No te aporta demasiado, es verdad, porque como no entiendes ni papa, te da lo mismo que te den un billete o el envoltorio de un sugus. Pero para ellos comprar un billete, es que tu le sueltas 30 euros a un tío que aparece en medio de la calle, y el desaparece.

Nos dio bastante tranquilidad ver que había otros ingenuos viajeros en la misma situación que nosotros. En seguida hicimos migas.

Cuando llegó la hora empezamos a caminar; para que habíamos ido hasta ahí, si luego teníamos que movernos durante aproximadamente 15 minutos caminando? La explicación que encontramos, es que si aparecía la policía, podrían "incautar" el autobús pero no darían con la oficina.

El autobús estaba bastante bien, como cualquiera de los que puedes coger en España para un largo recorrido, pero con una especie de literas substituyendo a los asientos. Al principio nos pareció que no estaba nada mal. Incluso pensamos que no olía mal! Parecemos nuevos…Al entrar te hacen quitar los zapatos y te dan una bolsita para que los cierres y no huelan. Cuando llegas a tu cama, te encuentras a un ocupa, que evidentemente no te entiende cuando le dices: "quita tus pezuñas de mi cama", así que tiene que venir el conductor a decirle que esa no es su cama.

Bueno, en cuanto pruebas la cama, te das cuenta que el último lavado de las sábanas/mantas debió coincidir con la primera comunión de Fraga.

Ya he comentado lo del tamaño de la cama, yo tenía que dormir con las rodillas dobladas casi al completo, con lo que pegaban contra el techo. Que más da? Y lo bonito que resulta contarlo? Litera de arriba, me he dejado hablar de eso. Fundamental, no sabíamos por qué, pero es indispensable. Abajo se acumulan todos los olores, y entre litera y litera (en el suelo del pasillo) se ponen a dormir los menos afortunados.

Aunque un par de veces estuve a punto de irme al suelo en alguna curva, se nos pasó bastante rápido el viaje, y pude dormir una o dos horas.

Llegamos a las 3 y media de la madrugada a Yangshuo. Cuando bajamos del autobús hacía un frío que pelaba, nosotros vestidos de playa, muertos de sueño, y lo peor, sin hotel!

Decidimos despertar a unos cuantos caseros, para preguntar si les quedaba alguna habitación pero todos nos respondían mei you (no hay). Así que nada, a dar vueltas por el pueblo, con nuestros amigos, que estaban casi como nosotros. Ocho horas después, con varios desayunos en el cuerpo, ya podíamos empezar de nuevo nuestra búsqueda, porque mucha gente haría el check-out y ya con los hoteles abiertos era mucho más fácil preguntar. De 8 euros por noche ni hablar, eso era en temporada baja; 20, 40, 60, y la comida de la compras tú si quieres, pero ellos no te dan. Al final, nos vimos sin habitación y nos pesaban demasiado las piernas así que decidimos quedarnos en un hotel/casa de pueblo que nos dejaba la habitación a 18 euros y estaba bastante céntrico. Había 2 camas así que decidimos compartir habitación para ahorrar costes.

La pared de la habitación contaba con suficiente humedad como para que pareciera un cuadro de Tàpies; algunos insectos muertos ayudaban a decorarla, del WC mejor ni os cuento, porque todavía me dan arcadas.

Las sabanas parecían limpias, y estábamos en las últimas, así que ignoramos el entorno y caímos fritos.

A eso de las 6 de la tarde ya estábamos listos para ir a evangelizar a los nativos.

Mi amigo (se llama DaHai), estaba como loco por coger una moto, así que alquilamos un par de ellas y nos fuimos a ver la ciudad.

Por la noche nos juntamos con los amigos del autobús, y nos fuimos a conocer la marcha nocturna de la ciudad. Estuvo divertido… aunque viene a ser lo mismo que en cualquier otra ciudad. Me habían contado que la marcha en Yangshuo era famosa, y bueno, lo mejor era que todo el mundo estaba de vacaciones, la gente es bastante más abierta y haces amigos muy fácilmente. A la 1 más o menos nos fuimos a dormir, y quedamos con nuestros amigos en levantarnos sobre las 5, para ir a una excursión muy famosa que hay allí. Yo ya la había hecho con Esther, así que le dije a Dahai, que si no le importaba, yo me quedaba en la cama descansando y él podía irse con los otros. Craso error el mío. Pero como nunca sabes donde te va a llevar el destino, pues nada.

A las 5, me levanté con él y cuando se fue cerré la puerta con cerrojo (o eso creo). El caso es que cuando me levanté de nuevo… ni móvil, ni billetera, ni dinero, y habíamos juntado "bote" Dahai y yo para el viaje, y yo lo guardaba. Y que hace uno cuando se encuentra en China, en medio de las montañas, en un pueblo en el que nadie habla ingles, sin un duro, sin tarjetas de credito, sin documentacion, sin billete de vuelta, sin dinero para la siguiente noche de hotel, sin telefono, sin numeros de telefono, sin nada!!! Un detalle que no se llevaran la ropa.

Lo tenía todo en la mesilla, al lado de mi cabeza; menuda sangre fría la del hijo de su madre que entró a robar. Si llego a despertarme, imagino que este blog lo estaría escribiendo desde la prisión provincial, pero mira, los dos tuvimos suerte; él se quedó con mis cosas, y yo todavía no he matado a ningún chino.

Cuando bajé a recepción, nadie me entendía, claro. Las palabrotas es primero que uno aprende de un idioma, y las usé todo lo que pude, pero en clase no hemos dado todavía el verbo robar, así que no sabía como expresarme. Yo me tocaba el culo para indicarles que no tenía la billetera, y la dueña del hotel se miraba su culo como si yo le estuviera diciendo algo del suyo. Surrealista.


Al final encontré a un mortal que chapurreaba algo de inglés y entendía que si un extranjero sale medio desnudo a protestar a la recepción del hotel, es que ha pasado algo. Me ayudó, y entre todos, hablando en Chin-glish intentamos averiguar cómo habían entrado.

Para que os hagáis una idea, el hotel es como una casa de pueblo grande, y las habitaciones están comunicadas por un pasillo al aire libre, que da directamente a la calle, como el típico motel de carretera de las películas americanas, con lo que todo el mundo tiene acceso a las mismas, sin necesidad de pasar por la recepción del hotel.

Me acompañaron al banco a anular mis tarjetas, y a abrirme una nueva cuenta para que alguien me enviara dinero… porque no tenía ni para volver a casa. Luego llegó Dahai, y me dejó dinero para seguir pasando las vacaciones, porque la verdad es que no aportaba nada irse para casa.

Al final acabamos cenando con la dueña del hotel y su familia que nos invitaron, imagino sintiéndose algo culpables.

Siempre que hablas con un chino sobre las comidas te explica la importancia que tiene para ellos. Pero tengo experiencias opuestas. Estábamos en el garaje, sentados en taburetes de plástico enanos de esos odiosos que nuestros padres siempre se empeñan en llevar a la playa, rodeando una olla que estaba encima de una especie de camping-gas al estilo chino. Sin servilletas, sin bebida, sin pan (eso siempre, sólo lo recuerdo para que os pongáis en situación). Sólo tienes un pequeño bol, que tienes que rellenar constantemente porque no cabe nada dentro, y los palillos para comer. Y hala! Todos a coger de la olla. Si cuando digo yo que a veces me siento que estoy en la posguerra española. No puedes dejar el bol en ningún lado porque está todo lleno de grasa/aceite de los vehículos. Si mueves un poco los codos te pegas con las ruedas de una bicicleta (que evidentemente han recorrido las "siempre limpias" calles chinas). Y como no te des prisa, la gente acaba de comer y se va, y ahí te quedas tú, sólo, rodeado de bicicletas, con tu culo a 10 cm del suelo, lo que hace que tus rodillas estén más altas que tu bol… Y luego te cuentan que para ellos la hora de la comida es importante, porque se come en familia, se comparten valores, es un momento de comunión, y hay que prepararlo con dedicación, etc. Si Mao levantara la cabeza y viera las calles chinas repletas de Mcdonals!   

Bueno, sobre la estancia allí no os doy el coñazo, porque ya vivisteis este capítulo en nuestro anterior viaje. Más excursiones, más moto/bicicleta, más discotecas, muy divertido, una pena el punto negro que no me dejó disfrutar más de las vacaciones.

Toda mi vida en China estaba en el móvil y en la billetera. He perdido un montón de contactos, videos, fotos, en fin.

Nada, ya estoy sano y salvo en casa.

No pedíais que escribiera… pues hala, comeos el tostón!

Os dejo algunas foto de mi visita a las cuevas de barro. Como no teníamos cámara decidimos comprar el CD con las fotos de esa excursión para tener algún recuerdo.

Me diréis que mi amigo Dahai no se parece al malo de "El señor de los anillos". Si es que encima uno se llama Da-Hai y el otro Uruk-Hai, primos hermanos (impagable la cara de la china diciendole al novio "vamonos de aqui, que este tio es muy feo").

 

 

 

Por kanawa, en: Viajes