ACHINA2

Publicado el 24 de Julio, 2006, 20:59

Los últimos cinco días decidimos pasarlos en Pekín (Beijing) nuestra intención era coger un tren nocturno desde Xian a Pingyao, pasar ahí un día o dos y en otro tren nocturno llegar a Beijing. Pero al ver la estación de tren de Xian:  la aglomeración de gente, la cantidad de taquillas, los diferentes edificios... por primera vez nos saturamos de tanto simbolo, colas, empujones y decidimos ir a lo fácil: avión directo a Pekín.

Realmente en su momento lo lamenté mucho pero ahora que hemos decidido que pronto volveremos a China, estoy contenta porque sé que Pingyao será el primer destino, si hubieramos conseguido ver todo no tendría muy claro si repetir algo o buscar nuevos sitios (como Lhasa o Putuoshan que también se nos han quedado en el tintero de nuestro primer viaje)

Llegamos a Pekín y nos dirigimos al hotel que teniamos reservado, al llegar no tenían habitaciones y nos llevaron a otro hotel cercano que fue de los peores de nuestra estancia, pero al día siguiente buscamos por nuestra cuenta y encontramos un Bed and Breakfast más barato y nuevecito.

Nuestra sorpresa fue que estabamos alojados en medio de un Hutong!! al lado de Tiananmen. En cualquier itinerario aparece siempre la ineludible visita a los hutongs, callejuelas estrechas y antiguas, llenas de comercios y casas viejas, que por las olimpiadas parece que quieren hacer desaparecer, coger un taxi-bici y dejar que te lleven por los callejones de los hutongs es una autentica experiencia...

El primer día visitamos Tiannamen y la Ciudad Prohibida, a Adrián le encantó, como dice él "sobre todo por lo que simboliza", yo me cansé de tanto edificio igual, de hecho creo que los emperadores se tenían que aburrir un montón ahí metidos (ayer vi la película de "El último emperador" y me dió la razón ;) el edificio que contiene la Sala de la Suprema Armonía, donde les coronaban, estaba cerrado por las obras de cara a Pekín 2008, quizá nos perdimos algo chulo pero de verdad que la ciudad prohibida era tan grande que yo no lo eché en falta.

También visitamos las murallas, el Palacio de Verano, el templo de los Lamas y una noche nos fuimos de "tapeo" por los hutongs de nuestra zona. Como hemos contado en post anteriores a las 8 de la tarde se llena de puestos callejeros donde cocinan mil cosas: unas salchichas especiadas muy raras, bichos clavados en palos, animales vivos.. pues la ultima noche nos animamos y fuimos probando los pinchos de pollo, ternera y las tortas rellenas de vegetal o un pastel que hacían con huevo y carne... en el primer pincho caimos en la trampa del picante, con la garganta irritada el segundo lo pedimos con diccionario en mano diciendo PICANTE NO!! fue muy divertido... y todo estaba muy rico.

Una noche fuimos a la opera china en una casa de Té, la verdad es que era un espectáculo mezcla con malabares, opera, cómicos y exhibición de Kung-Fu

Dejamos las últimas fotos de este viaje en este post y nuestros correos electrónicos por si podemos ayudar en algo a los próximos achina2:

mirumoto_kanawa@hotmail.com y esther.fuentes@mi.madritel.es

A propósito, la barca que aparece en la foto de abajo está en el Palacio de Verano, esta hecha con marmol, la última emperatriz se dedicó a malgastar el tesoro del Imperio en excentricidades de este tipo...(ella murió y el niño que puso en el trono fue el último emperador ya que tuvo que abdicar en favor de la República)

Por Esther, en: Viajes